Generar equipos altamente eficientes

La CAPACIDAD que posee un líder de implicar a todos y cada uno de los miembros de su equipo, sin importar la posición que ocupan en el organigrama, es una habilidad que ansían alimentar todos los responsables de las organizaciones.

Las capacidades y competencias del encargado/a tradicional, que antaño llevaron a las empresas españolas a ocupar un lugar destacado en el mundo empresarial,

han quedado obsoletas.

Estas cualidades del pasado están siendo arrinconadas y devaluadas por las nuevas habilidades de liderazgo que son demandadas hoy en el seno de los

equipos en busca de alcanzar la excelencia. Hablamos, entre otras, de:

Capacidad de comunicación.
Inteligencia Emocional y empatía.
Capacidad implicar frente al reto. Motivación.
Capacidad de hacer crecer a los miembros del equipo.
Flexibilidad.
La pregunta no es tanto si se necesitan cambiar los modelos en la dirección de equipos, algo que en la gran mayoría de empresas importantes ya se ha interiorizado como imprescindible, sino en ¿CÓMO HACERLO? Tal es el punto de desconcierto actual en el que se encuentran las organizaciones en nuestros días.

NO vamos a bucear y analizar hasta encontrar lo que cambiar, esta es la manera habitual de correr y correr sin conocer la meta y que no acarrea ningún Éxito. Se trata de definir, en equipo y de la manera más sencilla posible, el o los objetivos a conseguir.

Y desde aquí, nos cuestionaremos si todos y cada uno de las acciones que hemos estado llevando acabo hasta ahora nos conducen hacia ese objetivo..

El verdadero reto de cualquier organización o empresa a la hora de diseñar la hoja de ruta en la construcción de un EQUIPO ALTAMENTE EFICIENTE es ser capaz de llegar a un consenso en la definición de para quÉ se hacen las cosas, así como en descubrir el modo de alimentar los motivos individuales de cada uno de los integrantes de la misma que impulsan las acciones que llevan a conseguirlo.

¿Para quÉ cambiar?

¿QUÉ PERSIGUE CADA UNO?

Si el objetivo ya está consensuado entre todos y todas:
El primer paso que nunca decepciona es

Preguntar

¿CóMO TE GUSTARÍA PARTICIPAR PARA ALCANZARLO?

¿Quieres compartirlo?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Ver más